Taller de experimentación vocal con Isabelle Duthoit

isabelle_duthoit_proyecto_ocnos

El próximo 6 de Noviembre, os traemos en colaboración con Proyecto Ocnos, un Taller de Experimentación Vocal de la mano de Isabelle Duthoit.

Una experiencia única en la que los asistentes tendrán la oportunidad de explorar recursos vocales más allá de la técnica. Se plantea como un taller práctico de tres horas que llevará a los participantes a experimentar, improvisar y conocer la grandeza expresiva de diferentes efectos vocales.

El taller

En este taller se trabajará a través del mundo vocal y expresivo de Isabelle, empleando dinámicas de escucha, interacción e improvisación musical, así como sus concepciones dramáticas y teatrales.

Está abierto no solo a cantantes sino a cualquier músico, intérprete o persona que, aún sin pertenecer al ámbito musical, quiera tener una experiencia vocal transformadora.

Cada voz esconde multitud de aspectos y matices que quedan fuera de la técnica básica de los diferentes estilos: ruidos guturales, gritos, gemidos…sonidos que van de la máxima crudeza a una extrema delicadez: entran dentro de lo que se conoce en el ámbito de la música contemporánea como “técnica extendida”. Su conocimiento y control trasciende este ámbito y sirve a cualquier músico o vocalista para ampliar sus capacidades expresivas y el control de su propio instrumento.

La improvisación es un espacio para escuchar, escucharse a uno mismo, a los demás, al lugar, al espacio, al tiempo.

Isabelle Duthoit
thumbnail_Isabelle_Duthoit_by_Peter_Gannushkin- HD (1)

Isabelle Duthoit

Es una compositora francesa de jazz e improvisación. Brillan sus trabajos en el campo del jazz creativo, la improvisación libre y la música de composición contemporánea.

Clarinetista y vocalista, su extensa carrera va desde la docencia a la composición,
pasando por la dirección artística de festivales o la interpretación de música
contemporánea.

Es en el ámbito de la improvisación donde desarrolla la mayor parte de su carrera, participando en multitud de proyectos que le llevan a actuar por toda Europa, pero también en Australia y Japón donde estudia durante varios meses varias disciplinas musicales y teatrales.

¿Cómo activar estos espacios de escucha? Improvisar es atreverse, confiar, proponer, estructurar el espacio, solo y con otros. ¿Cómo encontrar estos espacios de libertades individuales y colectivas? ¿Cómo dominar tu relación contigo mismo y con los demás? Buscar una relación correcta con  el cuerpo para que esté más disponible para escuchar, inventar, compartir ¿Cómo estar disponible tanto para todo lo que somos como para todo lo que nos rodea? ¿Cómo desarrollar, perfeccionar esta forma de experimentar la música e incluso esta forma de ver el mundo? ¿Cómo ser libre en un espacio donde todo es posible para uno mismo y para el otro para poder inventar juntos una música impredecible, libre, efímera? Se trata de cuestionarse uno mismo la manera de escuchar y de estar en el mundo, de escuchar y estar con el otro, de escucharse y estar con uno mismo, siempre en relación.


Antes del lenguaje, antes de aprender un idioma, hay sonidos, respiraciones, gritos, materiales vocales que cada uno de nosotros inventa para hacerse entender. Es un lenguaje individual y universal, un lenguaje arcaico, un canto del cuerpo. Cuando llegan las palabras, todos estos inventos se extinguen, desaparecen gradualmente. Me gusta intentar encontrar este “idioma antes que el idioma”. Despertar este mundo vocal oculto y, sin embargo, esencial para que la voz sea plena, completa, profunda. A través de los sonidos de la vida cotidiana, las respiraciones, las risas, los gemidos, las lágrimas, los gritos, es posible encontrar nuestros sonidos originales, e inventar otro lenguaje musical y enriquecerlo. Me parece imprescindible, necesario, volver a visitar nuestras voces olvidadas, recuperar la conciencia y posesión de ellas e inventar, a través de la improvisación, un lenguaje común donde todos puedan expresarse y ser escuchados y envueltos por otras voces. No hay necesidad de conocimientos musicales o educación para esto. Se trata de practicar la escucha, buscar tu voz al escuchar.

Isabelle Duthoit

Datos del evento


Precio del taller 25€

Horario de 10:00 a 13:30

(Se realizará un pequeño descanso con aperitivo)

Proyecto Ocnos

Proyecto OCNOS es un grupo de músicos radicados en Sevilla que llevan desde 2014 desarrollando una actividad en la que cuestionan constantemente los límites de la creación e interpretación musical a través de la colaboración con compositores y la experimentación sonora en todas sus vertientes.

Destaca su actividad en el ámbito escénico, estrenando varios espectáculos como “The sins of the cities of the plain” con el Niño de Elche o “Marie”, una producción del Teatro Real de Madrid.

Para su nueva producción “Chillar todo el día”, que podríamos definir como una ópera experimental improvisada y que se estrenará en el Espacio Turina de Sevilla el día 5 de noviembre, cuentan con la vocalista e improvisadora francesa Isabelle Duthoit.

De Isabelle se ha dicho lo siguiente:

Una artista de “culto” de la que había oído hablar durante años sin haberla visto nunca; uno de esos músicos que amo y que van y vienen con igual talento entre círculos académicos (también es una de los principales clarinetistas de la llamada escena “contemporánea”) y escenas “improvisadas”. Ahí está, espigada y elegante con su vestido elegantemente excéntrico que la hace parecer un hada, centrada, centrada. Ningún micrófono hace de pantalla entre ella y nosotros. Pero, ¿de dónde se escapa exactamente la voz de Isabelle Duthoit? ¿Es del vientre, de la garganta? ¿Es posible que las cuerdas vocales puedan producir tales sonidos, que un cuerpo sea capaz de emitir tal estridencia sobrehumana, sin amplificación?
Parecía que lo habíamos escuchado todo pero no: Isabelle Duthoit todavía logra abrir horizontes radicalmente nuevos, para dar rienda suelta a otros elementos. Habíamos oído el agua, habíamos oído el fuego: hay algo a la vez mineral, terrestre y leñoso en los sonidos y situaciones que se despliegan ante nuestros ojos, uniendo el gesto al no-discurso – En ese momento estoy en el costado del escenario, miro de perfil y me parece ver tanto danza como caligrafía o teatro
japonés. Es una pirotecnia vocal ininterrumpida siempre sujeta a un soplo telúrico, profundo, un trabajo magistral de la dramaturgia, que literalmente te llega a las entrañas. También asombra este dominio, este control total de los medios vocales, este disciplina cuasi oriental: Isabelle Duthoit parece capaz de hacer todo, presencia sobrenatural y profundamente natural. Su concierto deja una voz sin voz que parece haber dejado de respirar con ella.

David Sanson

Escuchar a Isabelle Duthoit es experimentar una voz que no dice nada pero que actualiza los sentimientos primigenios relacionados con el sonido, la intimidad del sonido y que percibimos más por nuestra piel que por nuestros oídos. Olvida el canto y el ritornello, olvida el bel canto y encuentra la verdad singular del aliento, el susurro, el murmullo y el grito que nos invitan a una exploración musical mucho más mineral que aérea. Isabelle Duthoit, clarinetista de formación, primero desarrolló su arte vocal como autodidacta, antes de estudiar el teatro japonés Noh y Bunraku de Kioto. Es poco decir que dibuja una intensidad conmovedora.

Lê Quan Ninh